lunes, 5 de febrero de 2018

El blog de Paula Jiménez





Tic, tac ¿lo oyes?

Son las horas quejándose de ti,
quejándose de mi,
quejándose de nosotros.
De nuestro comportamiento inoportuno
y de las guerras que dejamos sin acabar.
De los besos a medio terminar,
y de suspiros que vuelan de nuestra boca al hablar.
De voleteos sin sentido
que hacíamos alrededor de nuestros cuerpos.
Perdimos nuestras alas,
y quizás, también la cordura
que aunque era poca,
no nos hacía volvernos locos.
Al desaparecer esa cordura,
también lo hizo la noción del tiempo
y los recuerdos quedaron cubiertos de polvo.
Le dimos la espalda al mundo
y él, insistiendo nos apagó la luz,
y acabó con los sonidos
todo para poder buscar en nuestras cabezas
algún atisbo de preocupación.
Al principio creímos estar en la nada
y poco a poco las estrellas se fueron formando,
vimos crecer a los planetas
y nos sorprendimos al ver brillar el sol.
En un instante, todo eso desapareció
y volvió la oscuridad.
Tic, tac
¿Lo oyes?

Felicitamos a Paula por su trabajo e ilusión. Gracias a este nuevo blog podremos disfrutar tanto de su poesía como de sus dibujos. Pura creatividad! Puedes seguir conociendo su obra aquí

martes, 28 de noviembre de 2017

Marcapáginas.


Estos son los marcapáginas de  1ºESO.

En la clase de Geografía e Historia, cada vez que se termina un tema,  la profesora Estrella Clavero  anima a sus alumnos  para que realicen un marcapáginas relacionado con los contenidos aprendidos en la unidad.



El modo de realización es libre:
Pueden hacer una imagen representativa, una frase o un poema:


El resultado es un precioso conglomerado de ideas, imágenes y sensaciones que nos recordarán los conocimientos aprendidos.
Felicidades a este alumnado tan creativo y con tanta dedicación.  

jueves, 26 de octubre de 2017

Aquí tenemos el taller de Ruth Arrebola:



TALLER DE CREACIÓN:
CREACIÓN DE UN PERSONAJE

Nombre: INDIA

Prosopografía (descripción física): India es baja, tiene el pelo de color lila y brillante. Tiene un ojo de color verde y otro de color azul. Su cuello es largo, tiene un brazo y dos piernas. Un pie es más largo que el otro. Tiene gafas y un tatuaje de la firma de su abuela materna.

Etopeya (descripción psicológica, forma de ser): India es lista, sabe cuatro idiomas: español, inglés, francés y alemán. Es una buena amiga, ordenada y deportista.

Amuleto que siempre lleva: Siempre lleva una pulsera roja con lunares blancos y colgando un elefante de color verde.

Nombre del padre: Manel

Nombre de la madre: Andrómeda

Un hecho que le ocurrió en su infancia: Recién nacida ella y su madre estuvieron a punto de morir, porque pusieron una bomba en el hospital, pero la policía llegó a tiempo y la desactivó.

Comida preferida: Le encanta la pizza de chocolate.

Misión que tiene en este mundo: Su misión es ir a un orfanato de Londres, hacerse pasar por otra persona para salvar a los niños de dos profesores malvados que se dedican a matar a los niños.

Edad: India tiene 13 años.
EL ORFANATO MISTERIOSO

India es una niña de 13 años que vive e Múnich con sus padres, Manel y Andrómeda, y su abuela materna.

Sus padres no lo saben, pero India trabaja para una organización secreta y le han mandado que vaya a Londres, porque en un orfanato de esa ciudad, ocurren cosas misteriosas, los niños desaparecen y no se sabe el porqué.
India le dice a sus padres que tiene que viajar a Londres con el instituto para participar en un concurso de jóvenes talentos, y de esa forma poder investigar qué ocurre en el orfanato.
A India le daba miedo viajar a ese orfanato por lo que le ocurrió de pequeña, porque como sus padres se lo contaron hace tiempo, sabe qué pasó.

Cuando llega a Londres, unos compañeros de la organización para la que trabaja, se hacen pasar por personas del gobierno que llevan al orfanato a una niña que ha perdido a sus padres y no tiene familia.
India se hace pasar por una niña tímida, que lo está pasando mal por la muerte de sus padres, porque quiere que tanto los niños como los profesores del orfanato estén un poco pendientes de ella y poder ir conociéndolos y saber exactamente qué está ocurriendo.
Se hace amiga de unas niñas, que poco a poco, aunque con miedo, le cuentan que están desapareciendo niños, y que algunos profesores actúan de forma extraña.
Por las noches, cuando todos duermen, India sale a escondidas de la habitación y recorre el orfanato: la cocina, los despachos, las clases… intentando conseguir pruebas para saber quién hace desaparecer a los niños y qué hacen con ellos.
De noche, el orfanato parece un lugar tétrico, oscuro, y sin las risas, a veces, de los niños. Durante el día, los niños juegan y ríen, pero cada día tienen más miedo porque no saben lo que ocurre con sus compañeros.
Un buen día, mientras India iba andando y leyendo por un pasillo, de repente, escuchó susurros. Sin que nadie se diera cuenta, India se puso a escuchar la conversación.
Quienes hablaban eran un profesor y el cocinero del orfanato; decían que cada vez tenían que tener más cuidado a la hora de secuestrar a los niños y que quienes le mandaban secuestrarlos, querían que fuesen cada vez más pequeños.
India pudo grabar la conversación y desde ese momento vigiló a los dos hombres muy de cerca.
Sus compañeros, los que se hicieron pasar por agentes del gobierno, de vez en cuando iban al orfanato para interesarse por la integración de India, y ella aprovechaba para contarles todo lo que descubría.
Al final descubre que secuestraban a los niños para hacer experimentos con ellos. Como todavía estaban en la primera fase del experimento, consiguieron llegar a tiempo y salvar a los niños.

India regresa a Múnich con sus padres.
Su familia la espera en el aeropuerto y ella les cuenta lo bien que se lo ha pasado en Londres, que ha conocido a muchos chicos y que, aunque no ha ganado el concurso, no ha quedado en muy mala posición y ha tenido una experiencia maravillosa.



























Ruth Arrebola Rodríguez 1ºC

martes, 24 de octubre de 2017


LA VALIENTE ALURPHA

Esta historia comienza en el Viejo Oeste, donde viajaba una chiquilla todos los días, ayudando a los paisanos.

Ella es Alurpha; una muchacha de 16 años, alta, de altura media y cara redonda. Siempre vestía con camisas a cuadros, de hecho, es del único tipo que encontrabas en su armario; un chaleco de cuero, unos pantalones de pana, sus botas negras con espuelas y tacón, y, por supuesto, su sombrero vaquero, en el que tenía un medallón que le dio su abuelo antes de morir él, que lo ganó en un combate de pistolas del los SALONES de entretenimiento.

Lo que más deseaba en este mundo era ayudar a los que lo necesitaban. Esto se bebe a que cuando ella era la mitad de pequeña que ahora (con 8 años), su abuelo falleció, y como ella no pudo hacer nada para evitarlo, se prometió a sí mi misma que a partir de los 15, iba a hacer todo lo posible par que esto no le pasara a otras familias. Alurpha era una niña simpática, comprensiva, inteligente, y desde entonces, VALIENTE.

Su madre se convirtió en la alcaldesa de Alrío, el pueblo en el que vivían. Aliria, ella, la apoyó un montón en cuanto a la muerte del abuelo de su hija (su padre), estuvieron muy unidas en todo momento, pero en cuanto al padre, Moldo, se podría decir lo contrario, ya que al morir su suegro él se fue a otro país y las dejó solas. Aliria tuvo que buscar trabajo para darle alimento a su hija,(aunque solo fuera carne y verduras, ay que los alimentos marítimos eran muy caros en esa época).

Ahora Alurpha ya es casi mayor de edad, y junto a su caballo Galope, viaja de pueblo en pueblo ayudando a los enfermos y necesitados.
Una de sus mayores experiencias fue cuando en el pueblo más cercano al suyo, Belrío, ayudó a un señor de unos 40 años aproximadamente, con una gripe; antiguamente, les costaba mucho recuperase de las enfermedades que se adentraban en su organismo, ya que no había tantos avances de la ciencia en la medicina, así que todo era con remedios caseros, y muy difícilmente las personas se recuperaban.

Alurpha es muy valiente e intentó cuidarlo, fue difícil, ya que tuvo que encargar a Galope, su caballo, hasta su madre para que lo volviera a mandar con los recados listos. Todos eran medicinas fabricadas por la propia Aliria.

Al final Alurpha consiguió salvar a aquel individuo de una muerte segura, para que al cabo de unas semanas volviera a su trabajo.

El lema de la joven es que hay que ser valiente y atreverte a las cosas, porque aunque salgan mal, habiéndolo intentado, al meno se ha probado, que ya es más que no hacer nada. Pero esa era sola una de las muchísimas aventuras de la VALIENTE ALURPHA.



FIN





Paula 1º ESO C